¿El tamaño realmente importa? La ciencia finalmente tiene una respuesta


¿El tamaño realmente importa?  La pregunta de si el tamaño importa ha estado presente en casi todas las conversaciones entre hombres, incluso más que en las de las mujeres y aunque para algunos no importa para nada, para otros es un factor muy importante. Sin embargo, según diversos estudios, las preferencias se inclinan más hacia un tamaño promedio o bien,  se fijan más en lo ancho que en lo largo, sí escuchaste bien, a las mujeres les importa más el ancho que lo largo. 



En la sociedad, el tamaño siempre ha importado porque se relaciona a este con la virilidad del hombre, se cree que mientras más grande sea el pene es mejor y no solo eso, la pornografía se ha encargado de reforzarnos esa idea; tanto así que en los hombres ha creado cierta obsesión y un poco de competencia. Es como si habláramos de los pechos en las mujeres, si los tienes pequeños no eres tan femenina y si son muy grandes eres muy femenina, algo completamente falso.




Así que el tamaño sí importa pero no de la forma en que la mayoría cree, en el caso de las relaciones coitales heterosexuales (hombre/mujer), un tamaño muy grande, lastima a la mujer por que choca con la entrada del cuello uterino o hay posiciones que no se pueden disfrutar por que resulta incómodo e incluso doloroso; aunque no debemos olvidar que en algunos casos un gran pene puede influir de forma positiva en el sentido visual, pues  el efecto erótico puede llegar a ser incluso mayor a la satisfacción causada por  la penetración. Sencillamente un pene de  15 centímetros puede cumplir  la misma  función que uno de mayor tamaño, pues está comprobado que durante la penetración  la mujer tan solo siente los primeros 3 centímetros del pene ¿qué tal?


Y hablando de tamaños de penes, pudiéramos dividirlos así:

Menos de 7 cm = micro pene (no es tan funcional para tener una penetración que sea placentera)
Pene pequeño= 7 y 11 cm
Pene promedio= 12 y 15 cm
Pene grande= 16 cm para arriba 

Así que olvidémonos del cuánto y enfoquémonos en el cómo, si eres hombre dejar de preocuparte por el tamaño de tu pene y presta mayor atención a la forma cómo lo usas;  no te cierres a las posibilidades, tienes boca, manos, lengua, piel, tienes todos sus sentidos, puedes sacar partido de todo tu cuerpo e incluso de tu imaginación, olvida tu pleito con los juguetes sexuales y disfruta de todas las formas de vivir el placer.

El tamaño no es tan importante ni para dar ni para recibir placer, hay mucho más cosas en la sexualidad masculina que los genitales y la penetración, las mujeres no necesitan de una penetración para que la relación sexual sea satisfactoria, los orgasmos se pueden lograr de mil formas distintas. Explora tu cuerpo y disfruta de nuevas sensaciones.

Recomendados
Recomendados