La práctica sexual de 15 segundos que las mujeres aman más que el sexo…


Existen cientos de mitos alrededor de los encuentros de pareja, y uno de los más aceptados y en ocasiones equivocados, es que “el acto debe durar muchísimo tiempo para que sea bueno” y la verdad es que no siempre es así. Hoy la ciencia se ha encargado de revelar interesantes datos sobre los encuentros de amantes y la verdad es que contrario a lo que se piensa, tanto hombres como mujeres disfrutan los rapidines y los agasajos. 


Para que una relación sea apasionada y llena de romance físico no se necesitan experimentar todas las cosas extrañas y alocadas que salen en Internet, ni hacer tríos o usar juguetes carísimos, lo único que se necesita es el elemento sorpresa. De acuerdo al psicólogo y terapeuta SEXU@L Joel Black, resulta mucho más emocionante el disfrutar de encuentros cortos en lugares poco comunes para provocar y estimular a la pareja, un simple toqueteo intenso, sin llegar a la p3netr@ci0n  basta para que una mujer llegue a ese punto máximo, incluso, diversas encuestas aseguran que el 80% de las mujeres prefieren esto por encima del s3x0.




Así que todos estamos de acuerdo en una cosa: se vale experimentar y no siempre se necesitan horas para hacerlo. 

1. Una buena opción para subir la adrenalina.


Quizá no suene muy atractivo, pero 15 segundos pueden hacer una gran diferencia en la pareja, porque si se estimula de la manera correcta, en este tiempo la mujer puede alcanzar un 0rg@sm0. Olvídate de los 30 minutos al que las películas románticas nos han acostumbrado. Se ha creído de manera equivocada que las mujeres disfrutan más si el chico con el que están les ofrece un encuentro digno de un maratón, pero recuerda que sólo los expertos son capaces de llevarte al cielo en cuestión de segundos.

Así mismo, el tener encuentros rápidos estilo “aquí y ahora” puede traer a cualquier relación la chispa que se pierde con el paso del tiempo, pues de acuerdo al libro “La guía completa del idiota para tener S3X0 increíble” la adrenalina se eleva cuando la pareja lleva a cabo el acto en situaciones poco comunes, como hacerlo en el auto, en un lugar estrecho o contrarreloj. 

2. A las mujeres también les gusta el “rapidín”


De acuerdo a una encuesta realizada a 500 personas, los encuentros rápidos son los preferidos tanto de hombres como de mujeres, ya que el 50.2% mencionó que buscan encuentros más cortos, pero que los disfrutan de igual manera. Entre los encuestados, el 30.7% de las mujeres contestaron que se sienten más atraídas hacia el “rapidín”, aunque los rangos de edad abarcaban a mujeres y hombres menores de 35 años. 

Generalmente eran las mujeres mayores de 35 las que se negaron rotundamente a las prácticas rápidas, pues ellas preferían encuentros lentos, donde la pareja se tomará su tiempo para estimular cada parte del cuerpo. 

3. Hacerlo súper lento puede aburrir a la pareja


Otro dato interesante es que se ha encontrado una estrecha relación entre hacerlo lento, con mucho juego previo y la insatisfacción en la cama. Esto se debe, según los expertos, al hecho de que el encuentro se convierte en algo rutinario, ya que una respuesta lenta a las caricias puede llegar a frustrar a la pareja, además que para darse su tiempo en la cama se necesita un ambiente relajado y es la habitación de la pareja el único sitio que ofrece tal “comodidad”. Es bueno el cambiar de ambiente de vez en cuando, sobre todo con las relaciones que tienen ya algunos años, porque la química se va desgastando con el paso del tiempo y se llega a caer en la monotonía.

4. Utiliza el elemento sorpresa


Lo importante de estos actos rápidos y atrevidos es el buscar siempre una manera nueva de hacerlo. Posiciones divertidas, lugares nuevos, situaciones distintas y ardientes, para que la química de la pareja se ponga en sincronía. Muchas personas piensan que experimentar significa hacer cosas alocadas como intentar sadomasoquismo o tratar de hacerlo bajo el agua, o largas sesiones con masajes y aceites exóticos; pero el encuentro físico significa algo más que eso, es encontrar un punto de equilibrio y pasión, el ver más allá de lo convencional y romper los estereotipos de las telenovelas para gozar al máximo con la pareja.

El truco del rapidín y el agasajo, es mantener activa la mente de la pareja, y así será capaz de disfrutar al máximo su relación en el terreno físico y romántico, sin llegar a aburrirse de hacer siempre lo mismo. Y no olvides que siempre puedes utilizar todos los elementos que estén a tu alcance para hacer los encuentros más ricos.

Recomendados
Recomendados