Así ha evolucionado la ropa interior en 100 años. Por eso en 1960 los hombres eran más felices…


A través de la historia hemos visto cientos de cambios en la ropa de las mujeres. Estos tienen que ver con el momento de la época que se está viviendo, las creencias y el lugar, pero esta vez no vamos a enfocarnos en los elegantes vestidos ni en los extraños e incómodos zapatos, sino en la lencería.  

Desde clásicos y molestos corsés victorianos hasta tangas transparentes, que no dejan nada a la imaginación, las prendas interiores femeninas siempre han sido motivo de discusión entre las chicas y de admiración por parte de los hombres. 


¿Quieres saber qué tipo de ropa interior usaron tus tatarabuelas?, entonces checa la gran transformación que ha sufrido la ropa interior femenina a lo largo de la historia.

1. 1890


Durante esta época los corsés victorianos marcaron tendencia. Lo que se buscaba era resaltar las curvas de la mujer, cintura pequeña, caderas anchas y pecho amplio. 



2. 1910


Comenzaron a hacer diseños más femeninos que cubrían un poco más la piel, pero dejaban las piernas con tela más suelta. Fueron bautizadas como enaguas. Eran mucho más cómodas y a la vez femeninas. Cabe mencionar que en 1914 Mary Phelps inventó el brasier moderno pero en el momento no tuvo mucho éxito. 

3. 1920



Durante los años 20 la comodidad y la libertad de la figura femenina estuvieron mucho más marcadas, y surgieron prendas holgadas como corpiños, camisones completos y enaguas largas. Las medias no podían faltar en los atuendos de las mujeres de esta década. Aunque algunas seguían utilizando fajas, cada vez era menos frecuente. 

4. 1930


La elegancia de los años 30 fue marcada por una etapa de prosperidad después de la Primera Guerra Mundial y antes de la Segunda (que comenzó en 1939). Durante esta época la abundancia y los lujos de los ciudadanos se reflejaron en todas sus pertenencias, inclusive en la lencería femenina. Los materiales con que se fabricaban los corsés e interiores eran encaje y seda, con elegantes bordados. 

5. 1940



En el año 1939 llegó la tela que conocemos como “nylon”, que dio otro giro completamente nuevo a la ropa interior femenina. Los sostenes adquirieron mucha mayor popularidad y había de todos tamaños y formas. En 1928, gracias a la inmigrante rusa Ida Rosenthal (fundadora de Maidenform) se inventaron los sujetadores con diferentes medidas para copas y espalda. En cuanto al diseño, podemos decir que realzar el pecho era importante. La parte inferior era un poco suelta aunque mucho más corta que antes. La Segunda Guerra Mundial había comenzado y el diseño de sostén más popular era estilo “cono”, es decir puntiagudo como un misil. 

6. 1950



El diseño era cada vez más femenino, elegante y atractivo, pero también se enfocaba en la comodidad de las mujeres, ya que había estilos de todo tipo. Durante esta época el brasiere puntiagudo seguía gobernando el mercado, y surgieron importantes figuras en el cine como Lana Turner, Marilyn Monroe, Jane Russell y Bettie Page, las cuales fueron exponentes de belleza femenina durante la época del “pin-up” y del cine de Hollywood.  

7. 1960



Esta época fue liberadora para las mujeres, ya que el movimiento Hippie llegó con fuerza y los sostenes eran vistos por muchas chicas como un símbolo de opresión en su contra. Sin embargo eso no afectó del todo a la industria de la lencería, ya que durante esta década se inventaron los sostenes “push up”, que sirven para realzar el pecho hacia adelante, haciéndolo parecer dos tallas más grande. Las pantaletas eran de corte alto y se ajustaban muy bien al cuerpo de las chicas, algo que sencillamente le encantaba a los hombres, pues a diferencia de ahora y según la opinión de ellos mismos, durante esta época las mujeres no necesitaban enseñar tanto para lucir hermosas "Las mujeres no caían en lo vulgar como ahora, antes eran naturales y bellas, eran ellas mismas" señalan los chicos. 

8. 1970



Durante esta década se utilizaron prendas más cómodas en la parte superior, se comenzaron a popularizar algunos modelos sin varillas y surgieron los primeros sostenes deportivos. Otro detalle que caracterizó a esta época es que las prendas inferiores eran más pequeñas que en los años 60 y el encaje ganaba terreno nuevamente.

9. 1980


En este periodo la ropa interior dio un giro completo, se inventó el encaje elástico, casi todas las prendas utilizaban este elemento de elegancia, estilo y sensualidad. En 1977 surgió la compañía de lencería Victoria's Secret, la cual se popularizó en esta década, ya que se encargaba de hacer diseños exclusivos y muy femeninos. Los conjuntos se popularizaron gracias a estrellas como Madonna, quien lucía alocados atuendos durante sus presentaciones. También esta época nació una nueva y pequeña prenda interior: la tanga. 

10. 1990


Los noventas fueron una época llena de cambios, las chicas eran cada vez más atrevidas y la ropa interior, cada vez más reveladora, ya que predominaban las transparencias, los encajes y las prendas pequeñas. Surgió también la lencería inteligente, que se enfocaba cada vez más en la comodidad y la dinámica de la chica actual.

11. 2000


Los tirantes transparentes en los sostenes comenzaron a ser muy populares, y a la vez era común que la ropa interior se notara junto con los atuendos. Se usaban blusas transparentes que mostraban el brasiere e incluso las tangas se dejaban al descubierto. Fue toda una revolución para la industria de la ropa interior y de la moda femenina. 

12. 2010


Desde este momento es muy común ver cientos de diseños de todo tipo: deportivos, elegantes, seductores, románticos, cómodos y ajustables para toda ocasión, incluso hay sostenes especiales para maternidad. Al igual que los calzones se siguen utilizando tangas, interiores de encaje y seda, pero también hay boxers para mujeres. Hay mucho de dónde escoger. 

13. 2017


Durante esta década hemos visto incontables cambios en las prendas interiores, desde algunas que cubren únicamente lo básico hasta otras que de plano no dejan nada a la imaginación. Ejemplo de ello son estas pantaletas llamadas “C string” (Tira “C” en español, debido a su forma). Se supone que son muy cómodas ya que no se marca nada; ideales para llevar con un vestido ajustado aunque, claro, no a todas las chicas les ha convencido esta “innovadora” prenda.

Recomendados
Recomendados