14 escalofriantes animales encontrados en una taza de baño. El #11 te mata en segundos


Sin duda uno de los lugares en el que nos podemos relajar, sin que nadie moleste, es el baño, por eso hay personas que prefieren esperar llegar a casa, pero hasta la taza que llevas usando un par de años, te puede dar sorpresas y créeme de esas que roban el aliento, te dejan sin respiración y capaces de pararte el corazón. No exagero ¿Cómo te sentirías sabiendo que mientras estás sentado, puede salir un animal para hacerte compañía? 



No tengo idea cómo las personas de nuestra lista, pueden seguir sentándose en el retrete sin voltear atrás cada segundo, cuando veas lo siguiente no sabrás si sentir asco, miedo, terror o simplemente revisar muy bien antes de tu próxima ida al baño. 

¿Listos? Aquí vamos: 

1. ¿Cómo te caería un cálido abrazo de ocho brazos? Afortunadamente los pulpos no presentan un peligro para los humanos...A menos que sea de anillos azules, que con una mordida causa la muerte en ¡Una hora! 


2. La araña cazadora gigante, llega a medir hasta 30 cm de largo, es muy rápida y se esconde fácilmente en rendijas diminutas. 


3. Éstas serpientes gozan de andar en pantanos y arroyos, y ¿Por qué no? ¡El drenaje! 


4. Las ratas aman las alcantarillas, son excelentes nadadoras, así que para ellas no es ningún problema, salir por tu inodoro y rondar por toda la casa. ¡Qué horror! 


5. En el caso de las arañas, no son expertas nadando, pero si pueden permanecer hasta 30 horas bajo el agua. 


6. En Irlanda, la aparición de ratas en el inodoro, es tan común que se le recomienda a las personas bajar la tapa cuando no se esté usando. 


7. Estos anfibios ¡Adoran! El agua, así que no te sorprenda encontrarlos por ahí, mientras su piel no sea amarilla, no hay de qué preocuparse. Los demás no te matarán. 


8. No sé si es más preocupante que esos animales hayan creado su hogar en tan desagradable lugar o que de verdad haya personas con esos cuidados de higiene. 


9. ¡Cuidado! Con lo que te puedes encontrar al cambiar la taza. 


10. “ ¿Alguien me habló?”


11. Es inevitable no reconocer a una cobra, después de ver su capucha, que la abren cuando se sienten en peligro o molestas. Ataca directamente en el sistema nervioso y pocos son los que han logrado sobrevivir. 


12. ¿Lindo no? Que de repente salga un lindo lagarto para saludarte, les gusta la humedad y el clima tropical, así que cuidado en cómo mantienes tu baño. 


13. Mira nada más, al parecer no sólo a Marlín, el papá de Nemo, le gusta eso de hacerse el muerto en el drenaje. 


14. Sabiendo acomodar ¡Todo cabe! Hasta una pitón, que es capaz de desangrarte con una mordida.


Recomendados
Recomendados