10 cosas que haces diario y te podrían matar. La #1 la estás haciendo ahorita


Realmente no sabes la cantidad de peligros mortales que se encuentran a tu alrededor en las cosas más sencillas. Todo lo que haces día a día, incluso tu almuerzo en la oficina, guarda una serie de peligros debajo del tupper que te puede hacer visitar el hospital. Definitivamente vas a empezar a tener más cuidado una vez que sepas lo fácil que es perder la vida con cosas tan simples.

Nos pusimos a investigar y encontramos varios estudios impactantes que demuestran las graves consecuencias de hábitos que consideras inofensivos. Hasta eso de aguantarte las ganas de ir al baño si no estás en tu casa podría matarte. Mejor sigue leyendo para que sepas cómo puedes protegerte.


Estamos seguros de que esta lista te cambiará  la vida. Vas a pensar dos veces todo lo que haces de forma automática, pues tu vida es primero : 

1. El celular


El departamento de estadísticas de los Estados Unidos, reveló que mueren alrededor de medio millón de  personas al año relacionadas a accidentes por usar el celular. Este grupo incluye a los conductores que usan el teléfono mientras conducen, quienes sufren o provocan accidentes fatales. También considera a las personas que usan el celular al cruzar la calle y son atropelladas.

2. Comer en el escritorio


El escritorio de tu oficina tiene más bacterias, gérmenes y virus, que el excusado del baño, cuatro veces más para ser exactos. Así que comer en tu escritorio supuestamente limpio, te puede ocasionar tifoidea o enfermedades más delicadas que pueden darte un pase directo al hospital.

3. Los inviernos


Una de las muertes más frecuentes en países del norte con inviernos muy fríos, es la de personas que son atravesadas con pedazos de hielo.  Estas formaciones de agua congelada se hacen en los techos de los edificios y de las casas y caen sobre sus víctimas, provocando  más de 100 muertes al año.

4. Los baños


Estas resbalosas partes de la casa cobran más de 600 víctimas al año. Cada una de esas personas sufrieron fuertes golpes en la cabeza al caerse. Intentar salir de la regadera es sumamente peligroso, debes hacerlo con cuidado y procurar tener algo en el suelo que evite que resbales, desde un tapete hasta las figuritas que se pegan en el piso con formas curiosas de textura rasposa. 

5. Las velas


Estas figuras de cera que nos salvan cuando se va la luz, causan 15 mil incendios en casas al año y frecuentemente acaban con vidas humanas. Ten mucho cuidado con las velas, apágalas siempre que no estés al pendiente de ellas, aunque sean de esas que son para que tu casa o tu cuarto huela rico. 

6. La mala letra de los doctores


Parece algo difícil de creer, pero existen datos emitidos por el Departamento de Salud de los Estados Unidos, que indican la muerte de más de 7 mil personas que se medican con las pastillas equivocadas, gracias a la mala interpretación de la receta. ¡Hay que escribir más claro señores doctores!

7. La televisión


Pasar más de dos horas frente la pantalla de la televisión, te ocasiona muchos problemas cardiovasculares, mayormente por tu falta de actividad física. Procura dedicarle una hora de tu tiempo al ejercicio y cuidar lo que comes mientras ves tu programa favorito.

8. Llevar tu teléfono al baño


Si tienes esa costumbre déjalo de hacer inmediatamente. Lo único que estás logrando con esto, es llenar de bacterias fecales toda la pantalla de tu teléfono y estamos seguros que no quieres ese peligro cerca de tu cara o de tu boca, podrías enfermar gravemente. 

9.- Usar el auto sin revisarlo


Quienes tienen auto es normal que cuando tienen que salir se suban rápidamente, lo enciendan y se vayan, pero además de la gasolina, es importante revisar cada semana el nivel de agua, aceite y la condición de las llantas. Una falla en cualquiera de estos tres aspectos podría ocasionar un accidente grave tanto al conductor como a otros automovilistas. 

10.- Aguantarte las ganas de ir al baño 


Cuando nos dan ganas de hacer el baño, pocas cosas se compraran a lo rico de hacerlo en casa, hay quienes se aguantan porque no les gusta hacer en baños ajenos o porque el lugar donde están luce muy sucio, pero no piensan en el daño que se hacen. Aguantarse las ganas lastima los músculos del intestino, hace que las toxinas que intenta eliminar tu cuerpo no salgan y te enfermes más rápido, además estas se suman a lo que tu cuerpo sigue preparando para desechar. 

Aguantarte las ganas puede provocar bloqueos en las vías para sacar esos deshechos, esto solo se arregla con cirugía. Sumémosle las toxinas que se quedan en tu cuerpo  que como resultado, desarrollan enfermedades graves que hasta pueden provocarte la muerte. Así lo comprobó un video de Discovery News y el trabajo de investigadores como Konstantin Monastyrsky. 

¿Ya estás listo para cambiar tus hábitos?
Recomendados
Recomendados