Su maestra le envió por error estas fotos, mira lo que este macho alfa hizo con ellas


Son cada vez más comunes las historias que vinculan a las maestras en aventuras amorosas con sus propios estudiantes, especialmente en la etapa universitaria, ¿o no? Imagina por tan solo un segundo que te encuentras tranquilamente en tu casa y de repente te llega un mensaje a tu celular de tu profesora, posiblemente lo veas como algo raro, seguramente pensarás que es por alguna tarea, pero al momento de abrirlo te das cuenta que son unas fotografías bastante subiditas de tono. ¿Cuál sería tu reacción?



Pues justamente esto fue lo que le ocurrió a un alumno que ha preferido permanecer en anonimato, pero lo llamaremos “Peter”, pues todo comenzó cuando el alumno y la maestra intercambiaron su número de teléfono solamente para asuntos escolares, pero a parecer este alumno se llama igual que el chico con el que salía la profesora, razón por la cual se confundió y envió los provocativos mensajes a la persona equivocada. ¡Oh error!




Considerado como el estudiante más afortunado, recibió esta fotografía con un mensaje. “Hey, bebé ¿quieres más?”, inmediatamente el chico respondió que “¡Definitivamente!”.

Obviamente, la mujer confiada siguió con las complacencias… 


“No puedo esperar a verte esta noche”, dijo la mujer, pero fue ese momento cuando el alumno no pudo resistir y respondió a la maestra, a quien seguramente se le bajó la presión de solo leer esto. 

“Um, gracias, pero creo que te equivocaste de número. Este es “Peter”, de tu clase COM del 201”. 


Cuando la provocativa maestra se dio cuenta de la magnitud del error que cometió trató de solucionarlo con un trato: 


“Maldición… por favor borra esas fotos. Si las borras y no le dices a nadie en la Universidad, te prometo darte una “A” en la clase. Ni siquiera te molestes en presentarte en los finales”, le dijo la maestra. 

La respuesta de “Peter” no se hizo esperar. “Hecho. Una cosa más… Solo pensaba en hacerte saber que estoy impresionado con lo que vi”.


Esta esla prueba de que la maestra definitivamente cumplió su palabra. “Peter” obtuvo una A sin esfuerzo alguno, sin embargo, no fue capaz de cumplir su palabra… por algo tenemos estas fotografías y conversación. 

¡Pero te lo agradecemos, “Peter”! ¡Genio! 



Recomendados
Recomendados