Satélite de la NASA descubre algo escalofriante en Brasil. Ya mandaron a miles de soldados…


Aunque estemos ya en el siglo 21, hay muchos misterios en la naturaleza que la comunidad científica no ha logrado descifrar, y aunque cueste trabajo creerlo, existen lugares muy remotos que son habitados por antiguas tribus que jamás han tenido contacto con el mundo exterior. ¡Así es! hay comunidades totalmente aisladas que no conocen la tecnología actual, un ejemplo de ésto, es la tribu del Amazonas: Los Yanomami…

¿Te gustaría más sobre esta antigua cultura? ¡Sigue leyendo! 



Años atrás, la NASA filtró las primeras imágenes de una especie de círculo que se apreciaba desde lo alto, los investigadores concluyeron que se trataba de chozas, y que cada una pertenecía a una familia yanomami, pero al parecer, no existe ningún interés por parte de los indígenas de esta comunidad en particular por ir al mundo exterior. 


Esta tribu, se dedica a la caza y recolección en los alrededores del territorio, por ello tratan de cuidar el lugar donde viven, pues de ahí proviene todo su alimento y es el lugar que habitan.

Desafortunadamente, existe una amenaza que día a día hace que los habitantes de la comunidad: La minería ilegal y la ganadería masiva, pues existen recolectores de oro clandestinos que destruyen el lugar, con tal de encontrar el preciado metal, y los ganaderos, acaban con la vegetación del lugar sin importarles dañar el ecosistema y alterar el equilibrio de la comunidad. 



Otro factor que podría perjudicarlos, son las enfermedades del mundo exterior, pues ellos no tienen resistencia a padecimientos como la malaria, ni han sufrido nunca por virus como el VIH, en caso de encontrarse con una persona que tenga alguno de estos males, podría desatarse una epidemia que acabe con esta cultura para siempre.


El gobierno ha tratado de proteger a estas comunidades en sus tierras y reconociendo que su estilo de vida tan sencillo, debe ser respetado, y que las actividades ilegales, solamente terminarán por echar a los yanomamis de su propio territorio. 


Existe un departamento de asuntos indígenas del Gobierno Brasileño, y con ayuda de diversos activistas, se están tratando de regular leyes que protejan a la comunidad, ya que actualmente, está por aprobarse una ley que permite a los ganaderos y mineros establecerse en territorios indígenas, lo cual desplazaría a las comunidades o acabaría con ellas y el equilibrio natural del lugar. 

Existen algunas comunidades que han tomado partido en las discusiones y toma de decisiones sobre esta ley nueva, y uno de los chamanes más respetados, de nombre Davi Kopenawa, explica que no está de acuerdo con el siguiente tratado y dice lo siguiente: 

“Nuestra tierra tiene que ser respetada. Nuestra tierra es nuestro patrimonio, un patrimonio que nos protege” 

“La minería sólo destruirá los arroyos y los ríos y matará a los peces y al medio ambiente: y nos matará a nosotros. Y traerá enfermedades que nunca existieron en nuestra tierra” 


Este chamán, pertenece a una de las tantas comunidades dispersas de yanomamis que habitan el Amazonas, en total, hay 35000 personas de ésta etnia, pero existe un grupo muy selecto que se ha negado completamente a tener contacto con el mundo exterior, ellos son los que menos se imaginan del peligro que se avecina en su territorio. 


Por su parte, altos dirigentes de la NASA decidieron enviar a un equipo militar para que supervise los límites de la comunidad, esto después de conocer la enorme cantidad de negocios ilícitos que se realizan en los alrededores, tales como la caza de animales en peligro de extinción y la desmedida tala de árboles. 

Esperemos que el problema se solucione y que el gobierno proteja a esta gente, de lo contrario, podríamos estar acabando con una cultura completa, que vivía años atrás en este territorio.
Recomendados
Recomendados