7 trucos para que tu trasero se mire más grande aunque parezcas tabla


Ugh ¿te pasa que estás viendo la cuenta de Instagram de una de las Kardashian y te sientes “del nabo”? Simplemente te gustaría que tus curvitas fueran más notorias y que tus posaderas fueran tan siquiera la mitad de lo que es la retaguardia de Kim o JLO.

Bueno, te tenemos una noticia, tu cuerpo y tu parte trasera son de lo más bello, pero nunca tiene nada de malo resaltar tus atributos cuando en verdad tienes ganas de hacerlo, así que un día estás ahí, frente a tu espejo, preguntándote cómo podrías “agrandarlas” en cuestión de segundos para brillar ¿no?


Deja el estrés, aquí te dejamos 7 trucos que ayudarán a que tus pequeñas posaderas se vean más voluptuosas al instante.


1.- Faldas estilo “lápiz.”


Las celebridades usan mucho este tipo de faldas para resaltar su figura, así que no tardes más y anímate, cuando te las pones  tu trasero recibe una compresión perfecta con la que aprietan tus caderas y muslos,  lo que hace que todo se distribuya muy bien, así que si aún no tienes una prenda así, lánzate de compras YA.

2.- Usa pantalones ajustados “de tubito.”


Serán tus mejores amigos, procura que sean de mezclilla elástica y que se ajusten perfectamente a tu piel, pero en lo que más te debes de fijar es que al final del pantalón no quede recto o casi acampanado, busca un par que se amolde a la forma de tus piernas perfectamente, de esta manera toda la atención se irá a tu retaguardia y si le agregas unos tacones mejor.

3.- Corsé.


Lo que hará esta prenda será marcarte la cintura de una forma espléndida, así que ten por seguro que eso hará que tu parte baja trasera se vea más acentuada, y por lo pronto, andarás por la vida con figura de reloj de arena (fiu, fiu).

4.- TODO a la cintura.


La moda de la ropa a la cintura regresó y fue para bien, ya que al momento de usar prendas a esta altura de tu cuerpo estás instantáneamente marcando tu bella figura, así que por ende, como en el punto anterior, se te verá un buen “cabús.”

5.- Ropa con relleno.


Si de plano no quieres batallar siempre está la ropa con relleno, o esos pantalones que sirven específicamente para levantarte tus amigas traseras, así que si vas con prisa y no quieres pensar mucho, entonces el relleno será tu salvación, sólo recuerda que el producto que elijas debe ser de buena calidad, ya que no querrás ir por la vida con un “objeto no identificado” por ahí ¿verdad?

6.- Camina con gracia.

No, no te pedimos que te pasees exagerada moviendo tus caderas de un lado a otro como si te fueras a quebrar (es peligroso) más bien aplica la de “pecho salido y pompi también”, sin olvidar que tienes que ir erguida y con la mirada en alto, cambiarás tu porte y presencia inmediatamente.

7.- Ejercítalas.

Recuerda que si quieres un mejor resultado (aunque a largo plazo) siempre es buena idea ejercitar tu retaguardia con ejercicios como sentadillas o levantamientos de pierna mientras estás acostada boca arriba o abajo. Con que hagas este tipo de ejercicios tres veces a la semana irás por buen camino a unas posaderas levantaditas. Con 5 repeticiones de cada uno para empezar estarás más que bien.


No olvides que a pesar de que es divertido jugar con ropa y trucos como estos, es importante que te quieras como eres y que no importa el tamaño de tus posaderas, sino quién eres y cómo enfrentas al mundo ;).
Recomendados
Recomendados