10 Cosas que toda mujer quiere que le hagas en la cama pero le da pena pedirte


¿Cuál es la clave para hacer gozar a una mujer? Dicen que no hay que entenderlas, solo quererlas. Así son las mujeres: lo que a unas vuelve locas a otras no les provoca nada, sobre todo si hablamos de la ¨acción en la cama¨. ¿Qué es lo que más les gusta?, ¿prefieren caricias o besos?, ¿lento o rápido? Averiguarlo es más fácil de lo que parece, mientras haya equilibrio todo estará bien, hay que tener en cuenta sus sentimientos y no sólo ¨agarrar como Dios le dio a entender¨…



¨Los rapidines¨ se disfrutan, pero eso de que los vuelvan costumbre es muuuy molesto. Las chicas quieren que la intensidad vaya subiendo poco a poco, no pueden dejar pasar los besos y las caricias, ¿acaso 15 minutos les parecen suficientes? ¡Tranquilos! Nadie los está apresurando, es mejor lento pero seguro. 


Estas son las 10 cosas que ella quiere que le hagas pero que no te dice: 

1. Que lleves el control. 


¿Hay algo mejor que sentirse protegidas? Las chicas no pueden evitarlo, disfrutan que su pareja las guíe en la cama. Un hombre que sabe lo que quiere derrite a cualquiera, en lugar de perder el tiempo preguntando ¨¿te está gustando?¨. Cambia de posición, recorre cada espacio de tu cuerpo y pone atención a tus gestos; si ve que algo te está volviendo loca no parará, ¡eso es lo mejor! 

2. Que usen los dedos. 


¡Chicos! Está bien que tengan amor por su ¨amiguito¨ pero , créanme, llegar y meterlo no es todo en la vida. Por fortuna la naturaleza les dio un par de manos con las que pueden jugar, especialmente con los dedos índice y medio. ¡Anótenlo!,  porque son una de sus mejores herramientas, mientras tengan las uñas cortas y limpias pueden hacer de TODO. El chiste es ubicar el ¨timbre¨, hay que rodearlo con los dedos y masajear de arriba hacia abajo; cuando sientan que ella está mojada, entonces presionen con suavidad haciendo círculos. Después de unos minutos metan poco a poco los dedos, empezando por la punta, y lentamente hasta el fondo. Ahora sí pueden jugar con las velocidades. 

3. Que jueguen con la piel. 


El órgano más grande y sensible es la piel, ¡aprovéchalo! Esa chica que tienes sin ropa en tus sábanas quiere que la toques hasta cansarte, que la recorras de la cabeza a los pies. Comienza con caricias suaves, apenas tocándola, susurrándole algo lindo al oído. Conforme avanzas puedes estrujar levemente su trasero y jalarle  el cabello (sólo un POCO, porque a veces lo hacen con fuerza y parece que quieren dejarlas pelonas). ¡Calma, no hay prisa! 

4. Decirle cosas bonitas. 


Si es la primera vez que lo haces con esa chica te recomiendo que no uses palabras ¨sucias¨, mejor vete por lo lindo; pero tampoco como si fuera el amor de tu vida, puedes decirle que te encanta su cuerpo, lo hermosa que se ve o simplemente que hace tiempo deseabas tenerla así. A las chicas les gusta que los hombres sean entregados, cariñosos y caballeros en la cama. 

5. Diferentes posiciones. 


¡Ternuritas! Sé que les encanta la posición del misionero, pero no está demás que le echen una leída al Kamasutra. Eso de que sólo estén arriba es ¨de flojera¨, pues no son muñecas inflables, también pueden subirse y voltearse. El chiste es no caer en la rutina. ¿Cómo van a descubrir qué tan flexible es su chica si siempre la tienen tendida en la cama? 

6. Que no las apuren. 


¡Por favor no lo hagan! Si ya saben que se tardan para qué las apresuran, una mujer necesita su tiempo. Está comprobado que los hombres se calientan más rápido, por eso es muy importante que las estimulen lo suficiente. Que pongan cara de molestia no ayuda en nada. Si empiezan con ¿ya casi?, ¿te falta mucho?, ¡te estás tardando!, lo único que lograrán es que se les baje la temperatura, los odien en el momento y no tengan ganas de ¨hacerlo¨ por un largo tiempo. 

7. Juego previo. 


El juego previo es algo así como uno de los mandamientos de lo que hay que hacer en la cama, si no, ¿para qué? No tienes que seguir un guión, la clave está en relajarte y ser creativo, el objetivo es cumplir sus necesidades, consentirla en el momento; acaricia, besa, abraza, estruja y muerde suavemente. No olvides utilizar la lengua, pero ¡cuidado! con el exceso de saliva. 

8. Estimular el pecho. 


Han visto lo que hay bajo el ¨bra¨ de las chicas, ¿verdad? Bueno, ese par de nenas también sienten. Hay mujeres que han llegado al ¨punto máximo¨ sólo con un par de caricias en el pecho. Hombres, amen las yemas de sus dedos porque son capaces de hacer que las chicas se retuerzan de gozo. Hay que empezar suavemente acariciando alrededor; cuando vean que los ¨timbres¨ se levantan, entonces hagan movimientos circulares. Si usan los besos y la lengua la cosa se pondrá mucho mejor. 

9. Mezcla entre rudo y tierno. 


Si hay una combinación perfecta, sin duda, es la mezcla entre rudo y tierno, pero si no la sabes usar se convierte en un arma de doble filo. No debes tratar a la chica como una cualquiera, la delicadeza es parte del paquete; una cosa es ser rudo y otra muy distinta es lastimar. Besos intensos, mordidas y rasguños LEVES se valen. Hay que poner fuerza al desabrocharle el ¨bra¨ o quitarle la ropa, pero no como si estuvieras controlando a un animal. 

10. Un buen oral. 


Recuerda que antes de bajar SIEMPRE tienes que estimular bien a la chica. Cuando sientas que está lo suficientemente mojada, comienza a jugar con besos y caricias alrededor de los labios. Primero recorre los labios externos y luego los internos, poco a poco encuentra el ¨timbre¨ con tu lengua. Pero, ¡por favor!, no cometas el error de querer meter tu lengua hasta el fondo, como si fuera tu ¨amiguito¨, en serio, a nadie le gusta. Es importante que pongas atención en la manera que mueve su cuerpo y los gestos en su cara porque eso te dirá cuando llegue al ¨punto máximo¨. 

Y bien, ¿listos para volverlas locas en la cama? 

Recomendados
Recomendados