A sus 14 años fue violada por su maestro y nadie le creyó. Hasta que hizo estos dibujos…


Uno de los delitos más despreciables e inmundos de todo el planeta es el abuso contra mujeres menores de edad y por miedo muchas mujeres callan esta situación, tal y como le sucedió a Ana, una joven guatemalteca que como muchos, huyen de su país en búsqueda de una nueva oportunidad, además de la violencia que atraviesa toda la nación. 


Ella llegó a España, donde la única persona que conocía era un profesor que la recibió, sin embargo, este sujeto no solo le daba clases para que ella aprendiera, también abusaba de ella constantemente, la humilló hasta que ella decidió denunciarlo, Desgraciadamente la propia justicia le dio la espalda. 


Com0 consecuencia lo único que se le ocurrió luego de experimentar tanto sufrimiento, fue aprovechar sus habilidades para el dibujo y creó un cómic donde contó su dolorosa historia, la historieta llegó a ser popular y debido a la impactante narración rugió el Hashtag #YoTeCreo, para mostrarle su apoyo y ayudar a mujeres que son víctimas de abuso, un tipo de delitos a los que ni la misma justicia hace caso.

Comparándose con una frágil muñeca de trapo cuenta el infierno que vivió en manos de este sujeto. Las imágenes son verdaderamente desgarradoras.




Nadie le creía por lo que estaba pasando, no tenía posibilidades de que escucharan a una mujer migrante, sin embargo ni ella esperaba que sucediera esto, sobre todo porque fue ese hombre el único que decidió ayudarla cuando se marchó a la Madre Patria. Llegó al grado de tocarla mientras dormía, controlaba sus relaciones y hasta su dinero.



El sujeto le decía que no era un humano, que era un oso de peluche y que podía ser el oso de peluche de ella.



Llegó a tenerla prácticamente secuestrada, abusaba de ella innumerables veces, la obligaba a decirle ¨amor¨ mientras la ataba con una cuerda del cuello y recogía cosas con su boca del piso diciéndole que ¨había hecho un buen trabajo¨ y que era una buena perra.





Se sentía tan avergonzada que no quería hablar de esto con nadie, hasta que hubo un momento donde no pudo resistir más y le contó todo a su amiga, estaba completamente deprimida, pensaba en el suicidio, pero fue hasta que decidió ir a denunciarlo, lamentablemente no le creyeron y le dijeron que ella era la culpable.


Gracias a todo el infierno que vivió creó este desgarrador cómic contando toda su historia de injusticia y abusos, creando un hashtag que pocas veces se les dice a las personas que son abusadas: ¨Yo te creo¨. #YoTeCreo

Recomendados
Recomendados